fbpx

Inicio -> Blog -> Entrada

Información

Autor: Manager de e-learning.ninja
Fecha: septiembre 26, 2019
Categoría: Novedades
Es una obligación del patrón y un derecho del trabajador recibir capacitación por lo menos una vez al año.
Esta afirmación la encontramos en la Ley Federal del Trabajo, en su artículo 153, sin embargo siempre he pensado que una sola capacitación durante 12 meses no es suficiente para que el trabajador adquiera, actualice o desarrolle sus conocimientos, habilidades o actitudes, para desempeñar un trabajo de la mejor manera posible.
Y es que, a pesar de ser una obligación que encontramos establecida en una ley, aún pesa más el tema cultural, es decir, muchos patrones consideran una pérdida de tiempo, dinero y productividad, el hacer un espacio para la capacitación de sus trabajadores, sólo observan el gasto y no la inversión que podrían estar realizando – porque al estar un trabajador capacitado, está invirtiendo tiempo, dinero, atención y sobretodo estará ahorrando, habrá menos errores, menos accidentes y menos tiempo perdido en el quehacer diario, lo que sin duda mejorará la productividad y competitividad de cada colaborador y por supuesto de la empresa.
En Quintana Roo, por ejemplo, existen según el Instituto Mexicano del Seguro Social 12,000 empresas registradas formalmente, de las cuales sólo el 40% (4,800) dan cumplimiento legal de la capacitación, lo quiere decir que un 60% (7,200) no está cumpliendo con lo que establece la ley.
Estos porcentajes representan un gran riesgo al sector productivo, porque generan menos productividad, un mal clima laboral, desperdicio de tiempo y de recursos, además de multas por parte de las autoridades laborales, que van de 50 a 5000 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), considerando que esta es de $75.49 pesos; lo que significan multas de $3, 774 a $377,450 pesos por cada falta y por cada trabajador no capacitado.
¿Te imaginas? Aparte de perder ese dinero en multas, las empresas pierden credibilidad, entre muchas cosas más.
Por ello, es importante contar con la colaboración en esta materia, de empresas que cuenten con la autorización y registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, ya que aunque durante el año, se hayan impartido cursos de capacitación a los colaboradores, si estos programas educativos no se encuentran registrados ante la STyPS; si no se expide la constancia denominada DC-3 a cada uno de los participantes; y además, si estos cursos no están contemplados dentro del programa de capacitación de la empresa (el cual también debe registrado ante la STPS), entonces ante una inspección, la empresa será susceptible a multas.

Así que no te arriesgues y además de tomar la sabia decisión de capacitar a tu personal, revisa que la empresa que contrates para ello, se encuentre debidamente registrada ante la STyPS. En este link podrás realizar la consulta de las personas físicas o morales registradas como Agentes Capacitadores Externos y que cumplen con los requisitos establecidos:

Link: http://agentes.stps.gob.mx:141/asp/con_cons_10.asp

Lic. Migdalia Lima Flores

Más de 15 años de experiencia colaborando en diversos departamentos de la Delegación en Quintana Roo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Catedrática a nivel universitario.

Certificado como Formadora de Formadores para la STyPS.

Certificada en la impartición y diseño de cursos presenciales y online.

Certificada como comunicadora competente por Toastmasters Internacional.

hola@kappacita.com

FB Kappacita